dissabte, 22 de juny de 2013

¿Se acuerdan de los modernos? Nos los cambiaron por los hipsters y ni nos dimos cuenta, igual que no nos daremos cuenta de que a estos últimos también nos los habrán cambiado por otra cosa -que acabará siendo más de lo mismo- por mucho que salgan grupos nórdicos con el palabro en el nombre.



Así vamos: nos cambian las cosas, hasta las fachadas, que es lo que más se ve, y no lo vemos hasta que Nicola Padovan empieza a cruzar tuits, Javier Pérez Andujar escribe un artículón. Y ni por esas, o si sí, venga a echarle la culpa al otro, como si nosotros no tuviéramos nada que ver; como si no votáramos, como si no hiciéramos temporada alta en verano o en invierno según si nadar o esquiar, y como si nunca hubiéramos dado las gracias al cielo por el paqui que nos soluciona el vermutillo de media mañana y hasta la comida del domingo de después de un sabado perro en el sofá.

A mí últimamente, me han cambiado hasta algunos amigos de antes: se han dejado todos barba y se han colocado orbitalmente en el punto más alejado. Todo apunta a que me quedo sin fiesta de Sant Joan. Llevo una semana entre el enfurruñamiento y el que us bombin a tots, y con el Copérnico de turno no parando de insistir en que, desde el principio, quien estaba girando era yo.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Come swim w/me