dimecres, 29 de desembre de 2010

La repito.



Es que me parece una manera tan bonita de decir "Vete a la mierda"...