divendres, 25 d’octubre de 2013

Igual que “Jo em rebel·lo. Nosaltres existim” tiene un aparte -tan aparte es que está en otra ciudad (en Barcelona y no en Caldes d'Estrac)-, este artículo que hace unos días apareció en Blisstopic hablando de la muestra viene con recámara en este blog, en forma de entrada que habla de esa 'pieza' que también forma parte de la muestra como parte de la cuestión social que hoy día son las formas de habitar y no habitar un bloque de vecinos en el mismísimo centro de Barcelona.



Si van a visitar la muestra, en un punto del recorrido encontrarán esta sencilla instalación de la imagen de aquí arriba y la invitación a visitar el lugar de la foto que enseña: uno de los replanos del edificio sito en la calle Muntaner, número 14. No voy a darles detalles, no voy ha hacerles spoliers de qué van a encontrar allí por la sencilla razón de que a mí, visitante, me gustó entrar en aquel portal con prácticamente cero información de lo que allí pasaba y/o había pasado. Sólo voy a decirles que, en muy poco espacio (más amplio, como siempre, si cuentan los metros hacia arriba -o los peldaños que tendrán que subir, y súbanlos todos es mi consejo- que si los cuentan a lo ancho del edificio), encontrarán un espectro social que contaría como muestreo válido para cualquier encuesta fiable sobre qué es urgente y qué igual no lo es tanto a la hora de construir una ciudad habitable para todos.

Vayan; está en el mismísimo corazón de Barcelona, tiene el portal casi siempre abierto y, si no, siempre te lo abren sin preguntar cuando llamas al interfono del piso principal. Vayan y suban por la escalera; encontrarán material de lectura, puertas cerradas que cuentan historias y puertas que de repente se abrirán en su imaginación.

Es como echarle un vistazo de golpe a toda la ciudad, sobre todo a la que normalmente no se ve, pero que existe con una intensidad brutal.