dimecres, 7 de setembre de 2011

Anecdotario tontorrón (qué risa)

El otro día, me compro un libro y, de camino a casa, entro en el súper y, al salir, suena la alarma. Le explico a la cajera que seguramente es el libro que me acabo de comprar, lo pasamos entre las barras y sí: suena. Desde entonces, he entrado tres veces más en el súper y, las tres veces, cuando ha sonado la alarma, la cajera me ha mirado con cara de susto, le he enseñado el libro, se ha reído y me ha hecho un gesto con la cabeza para que salga tranquila.

Cada vez que enseño el libro, la cajera ve a este señor en actitud de ¿¡¿qué pasa?!? mirándole desde la portada:



Es mi salvoconducto Bauçà.