divendres, 20 de maig de 2011

Mi madre está en Mallorca, en casa de mi hermana, con dos sobrinas (nietas, para ella) a su cargo durante todo el día; mi hermana está en un congreso y mi cuñado se pasa el día fuera, trabajando. Mi madre, cuando está con mis sobrinas, desconecta del mundo como todas las abuelas, supongo, que se vuelven medio gagás y más si no ven a las crías más que una vez cada dos meses porque viven fuera. Mi hermana se ha llevado el ordenador al congreso, así que la única fuente de información a la que mi madre tiene acceso una vez mis sobrinas están dormidas y ella ha dejado de mirarlas y decirles cosas bonitas mientras duermen, es la tele.

Reproduzco la conversación que acabo de tener con mi madre por teléfono:

Yo: Hola
Mamuchi: Acabo de llegar con las nenas a casa, que Maria y yo hemos ido a buscar a Aina a s'escoleta.
Yo: Aah, qué bien, pásame a Aina.
Mamuchi (de fondo): Dile a la tía qué hace el abuelo.
Aina: Pintando.
Mamuchi: Les está pintando las persianas de casa.
Yo: Joder, qué bien les estáis viniendo.
Mamuchi: Bueno, ¿qué vamos a hacer todo el día? ¿Tú qué tal?
Yo: Bien, que grabamos ayer en vez de hoy, he ido a la editorial por la mañana y ahora tengo la tarde libre.
Mamuchi: ¿Hay mucho follón por Barcelona?
Yo: Bueno, ayer estuve en pça. Catalunya y había bastante gente. Vosotros ¿vais a ir a algo?
Mamuchi: No sé... Pero ¿Qué pide esta gente?
Yo: Pues que fuera el bipartidismo y un cambio en la democracia...
Mamuchi: Ya, pero si todo está lleno de pancartas en contra de Esperanza Aguirre y del PP...
Yo: ¿Dónde has visto eso?
Mamuchi: En la tele.
Yo: ¿En qué canal?
Mamuchi: En Antena 3.
Yo: Ya, y Antena 3, ¿de quién es?
Mamuchi: Además dicen que huele a porro que mata.
Yo: Hombre, mamá, que huele a porro que mata en un espacio abierto tan grande... Igual si pasas al lado de un grupito que está fumando, te llega una humarada pero en general, no.
Mamuchi: Bueno, eso es lo que dicen.
Yo: Pues entra en internet y busca vídeos de gente más imparcial en el Youtube.
Mamuchi: Pero yo no tengo eso del Youtube.
Yo: Que sí, mamá, que se busca en internet, dile a Nuria que te lo ponga cuando llegue.
Mamuchi: Bueno pues ya le diré. Mira, ahora la pequeña quiere que le saque de la silleta.
Yo: Bueno, pues ya hablamos luego.
Mamuchi: Adios, adios; volvemos el domingo.

Y todo eso me deja pensando, como si no lo supiera ya, en la idea que se debe de llevar de las cosas la gente que sólo se informa por la vía más cómoda o la que implica menos esfuerzo si estás liado con otras cosas tan elementales como cuidar a dos crías o pintar las persianas de casa o trabajar fuera todo el día o lo que hace normalmente la gente, vaya. Y en lo fácil que les ha resultado a algunos aprovecharse de esta situación y llegar a este nivel de engaño colectivo.

Espero que todo esto que ahora resuena el la calle sea el ruido de la gente despertándose.