diumenge, 17 de març de 2013

Ayer, alguien señalándonos dijo: "La mesa de los modernos".
Yo, más que moderna, me sentía (a veces me pasa) un poco abollada.