dissabte, 8 de gener de 2011

Ayer iba a pelar una almendra, la cogí entre los dedos, apreté y se rompió en pedacitos pequeños. Pensé: qué susceptible.

Eso es todo por hoy.