dilluns, 18 d’agost de 2014

Aquí en el vídeo, la tarde que nos empeñamos en demostrar que no hay quien contraprograme -ni agosto ni la Virgen ni las festes de Gràcia ni una tormenta ni las vacaciones- a Francisco Casavella, a las cosas hechas con amor, a aquello que va más allá de vender la novedad, a lo que trasciende el escribir simplemente porque te crees muy listo, al arte de respetar al lector y al cliente y a poner toda la librería al servicio de un libro y de la gente en la que crees.



Todo esto, que intentamos hacer todos los días a escala más comedida, lo vamos a repetir con el Watusi cada 15 de agosto, hasta que nos muramos.

De eso va la Calders, por eso nos la inventamos.