dijous, 30 de juliol de 2009

Después de un par de semanas conviviendo con dos gatos que han decidido dormir toda la noche y empezar cada día peleándose a las 6 de la mañana, una se acaba olvidando de la carga de voluntad que hasta ahora pudiera conllevar el verbo madrugar.

Aquí, los usurpadores de toda mi intención en el acto de levantarme pronto, en plena emboscada trapera:

dilluns, 27 de juliol de 2009

















Henos aquí el día en el que decidimos irnos a Sant Pol a la playa; luego, que mejor a Sitges, que Sant Pol está muy lejos; luego, que mejor a Sant Adrià, que era domingo y Sitges debía de estar hasta la bandera; luego, que esperábamos a Héctor y desayunamos con él en los jonkis; y luego, que ya que estábamos, nos tomábamos un vermutillo al lado del Mercat de Sant Antoni.
Y a comer, a casa. Y de camino, nos compramos una planta.

divendres, 24 de juliol de 2009

Mambo!

Ayer, otra vez Taboo en Apolo.
Y, otra vez, esta chica cantando el Mambo Italiano como Dios.






















Shake it, baby, shake it 'cause I love it when you shake it.

dijous, 23 de juliol de 2009

La nueva habitante de la casa













Peluda como ella sola.
Se llama Kika (aunque a mí a veces se me escapa llamarle Kunoichi, que es como llamar a tu novio actual por el nombre de tu ex). De momento lo investiga todo y cada vez que pasa por al lado de Koldo, le pega un bufido por si acaso (todo apariencias porque esta mañana les he visto frotarse las narices en plan "buenos días").

:)

dimarts, 21 de juliol de 2009

dilluns, 20 de juliol de 2009

Amadeo es un kraken

Es lo que ha dicho el hermano de Xavi cuando ha visto esta foto:






















Y yo pensaba que era simplemente un calamar!!! Esto me acaba de abrir todo un mercado potencial nórdico!

dissabte, 18 de juliol de 2009

Mermelada de tomate














Lo fácil es hacerla:
Tomates despepitados y pelados, azúcar abundante y un chorro de zumo de limón; unos 50 minutos al fuego removiendo de vez en cuando y a los potes.
Pero además, lo más guay es que también es fácil, incluso altamente probable que a la hora de comer, Jaume llame a la puerta preguntando si has comido y diciendo que ha preparado pasta para hacer crêpes y que si tienes algo para rellenarla.

















Adoro a mis vecinos.