diumenge, 6 de juny de 2010

Siempre que escucho Fate, de Dr. Dog, me entran unas tremendas ganas de ponerme The White Album, de The Beatles.





(Me acabo de dar cuenta de que hacía muuuuuucho tiempo que no escuchaba a los Beatles!!).