dissabte, 29 de maig de 2010

Hace un par de días, con A., delirábamos con una idea absurda que, al final, parece que no lo es tanto y que, como siempre, alguien ya la ha tenido antes.
Os cuento:
El jueves recibí una llamada totalmente inesperada de una emisora de radio. Me decían que necesitaban a alguien para trabajar en informativos en julio y en agosto, que tenían mi currículum y que, si me interesaba, me pasara el martes para hacer una prueba de locución. Les dije que sí.
Desde entonces, hablo vocalizando mucho más, me pongo delante del ordenador a leer los periódicos en voz alta y me paro a reflexionar cada vez que digo una s, una ss, una ll, una è, una é, una ò y una ó. Las digo todas mal o eso me parece. (Me espera un fin de semana muy largo con este asunto).

El delirio con A. venía de antes.

La última vez que estuve en Pamplona, mis amigos O. y T., me contaron que en Caja Navarra tenían parte de la plantilla contratada de una de esas agencias de colocación de gente con minusvalías psíquicas o físicas. Por lo visto, últimamente, contrataron a cinco personas: un par o tres, no me acuerdo, con síndrome de down y un par o tres sordas. En una reunión alguien, hablando de estas cinco personas, comentó que el problema con los sordos era que eran capaces de leer los labios y cuando atendían al cliente, el cliente muchas veces no se daba cuenta de que eran sordos. En fin que, al contrario de cuando trataban con los síndrome de down, el cliente, al tratar con sordos, no salía de la entidad pensando: "Hostia, qué majos y qué buenos los de Caja Navarra, que contratan a chavales con problemas!", y claro, así, los sordos no aportaban nada a la imagen solidaria de Caja Navarra.
En la reunión se propuso acudir a la agencia de colocación para pedir que les cambiaran los sordos por downs.

Con esta historia en la cabeza, A. me decía que igual en la radio les interesaba tenerme a micro abierto, haciendo las s, las ss, las è y las é todas mal, para mejorar su imagen solidaria con esa parte de la población que tiene problemas para pronunciar bien el catalán. Bromeamos con la idea de que cada vez que saliera yo en antena, pusieran unas ráfagas que dijeran, por ejemplo: "La locutora tiene problemas de dicción", que eso despertaría la simpatía del oyente hacia mí y de rebote hacia la emisora. Aquí se nos empezó a ir la cabeza y creamos toda una estrategia de marketing radiofónico: como la gente no ve a los locutores, se podría ir insertando cuñas en los programas que dijeran, aunque fuera mentira: "Las noticias con fulanito de tal, manco"; o "Los deportes con menganito, que va en silla de ruedas".

Nos reímos un rato y la cosa quedó ahí.

Ayer estaba yo en el estanco, esperando mi turno, mirando una de esas pantallas publicitarias que ponen a veces en el mostrador, en las que van pasando anuncios. De repente, leo: "Este anuncio ha sido pensado por un grupo de disminuídos psíquicos", a continuación empieza un anuncio de lo más normal y soso que podría haber hecho absolutamente cualquier persona.

Compré lo que tenía que comprar y me fui, perpleja.

Voy pensando cuñas.
-La locutora es de Pamplona
-La locutora es katalanoberri
-El cerebro de la locutora no da para más
-La locutora lo intenta

dimecres, 26 de maig de 2010

Sólo hay una cosa mejor que tener una amiga que vive al lado de la playa: que la bodega que hay justo entre la playa y su casa sea de este señor (*) que, después de venderte un vino buenísimo con esta etiqueta fantástica



no permita que te vayas sin antes regalarte una botella de vino navarro, por aquello de la conavarridad (él también lo es).

Quiero más domingos masnouencs con visitas a can Luri!

(*)La bodega es ésta de la foto de aquí abajo. Se llama Vins i Divins. En realidad es de los hijos de Gregorio Luri pero él suele andar por allí mimando a la clientela como nadie.

dilluns, 17 de maig de 2010

I quan arriba un cap de setmana que sembla inventat per a la felicitat col·lectiva, nosaltres ens treiem de la màniga un plus de felicitat només nostra.
I la família, dilluns, de matinada, encara em dóna la propina: Hoy ha nacido María.

dimecres, 12 de maig de 2010

Lo de Hereu de ayer fue bochornoso pero no importa nada, ya veréis.

Por un lado, están los que ni se fijaron en la gravedad del asunto. Entre los cientos de comentarios de lectores del artículo que he linkado a la primera línea de este texto, hay unos cuantos que dicen algo así como: "Pero, ¿es tan importante que Hereu vote o no vote?" Este tipo de apostilla me ha hecho pensar en una anécdota que, hablando sobre la comprensión lectora de chavales de colegio, contaba el otro día un compañero de trabajo: Después de acabar de leer un texto, le pide a un alumno que explique qué ha entendido. Lo explica todo mal y él le dice: "No, lo que quiere decir realmente es esto otro", a lo que el alumno responde: "¡Pues haber avisado antes de que empezara a leerlo!".

Por otro lado, están los que piden la dimisión inmediata del alcalde. Esto no pasará nunca; sería fatal para el prestigio tanto para el propio alcalde como para el del partido político al que representa. Alguien que dimite está reconociendo que ha metido la pata estrepitosamente. Es casi una cuestión de honor japonesa, un no merezco seguir viviendo. Si no lo hace, de aquí a las elecciones aún queda tiempo y pasarán otras cosas, y tal como se plantean ahora las campañas electorales, si a la oposición se le ocurre recordarlo, el tema quedará como una mera pataleta de otro grupo que lo único que quiere es hacerse con el poder para ser ellos quienes gobiernen, o sea, quienes metan la pata los siguientes cuatro años.

De momento ya hay medios y tertulianos, supongo, más afines al partido que ahora mismo se está cubriendo de gloria, que están empezando a hacer hincapié en que lo importante es la iniciativa que ha tenido el Ajuntament de abrir ciertas decisiones a la participación del pueblo llano. Os acordáis de aquellas perogrulladas tipo "la ciudad de las personas" que de vez en cuando se va inventando el consisorio para que todos estemos contentitos? Pues de nuevo, de eso va la cosa, ni más ni menos.

dimarts, 11 de maig de 2010

Amb tots els meus respectes pel canvi, per CIU, per Mas (per Montilla, no) i per les ments pensants preelectorals.

Heus ací una campanya per a tontitos:



Molt Barcelona, sí.

dissabte, 8 de maig de 2010

RNE1, programa de la tarde, ayer, hacia las 17h.
Conductor del programa: "Se ha vendido un cuadro de Picasso en una subasta por nosécuántos millones de euros".
Reportera: "Sí, es una barbaridad, piensa que Picasso pintó ese cuadro en sólo una hora!!!!!"
Conductor del programa: "Y quién ha pagado esa barbaridad por un cuadro pintado en una hora?"
Reportera: "No lo sé, pero no te preocupes que estas cosas se acaban sabiendo!"
Conductor del programa: "Ahora que Obama está luchando precisamente por acabar con estos movimientos poco claros de dinero... En fin, vamos a hablar de economía. Este mes España sale de la recesión, la economía ha mejorado un 0'1 %. Fulanito de tal, nuestro experto en economía, qué nos cuentas de esto?"
Fulanito de tal, nuestro experto en economía: "Bueno, un 0'1% es muy poco. Si quieren hacerse una idea, cojan su sueldo y calculen el 0'1%; eso es lo que ha aumentado la economía del país. Piensen que con ese 0'1% viven familias españolas enteras."

Hacía años que no escuchaba la radio y ya recuerdo por qué. Es la peor manera de estar informado. Oí este trocito de programa mientras caminaba por la calle, cogía un bus, me bajaba del bus y caminaba hasta casa, pensando en otras cosas y escandalizándome de la porquería de información que me estaban dando a partes iguales. Qué te queda en la cabeza después de escuchar todo esto? No lo sé pero puedo llegar a entender la imagen distorsionada que tiene de absolutamente todo un oyente habitual de este programa. Qué ascazo.