divendres, 7 de desembre de 2012

Me ha dado por leer discuros de Wert. Esto que voy a copiar es de otro, más reciente que el de ayer, en la FAES también. (pág. 19 de aquí):

... lo cierto es que las élites políticas nacionalistas han conseguido arrastrar a grupos
más amplios de la ciudadanía a considerar como parte integrante
de la agenda de las respectivas sociedades políticas
lo que en el País Vasco se ha codificado como el “derecho a
decidir” y en Cataluña se ha etiquetado de “soberanismo” y
que en ambos casos implica la proclamación del derecho a decidir
la secesión respecto de España.


Lo malo es que desde que ayer leí esto en la pág. 4 de este otro discurso de 2010 que les citaba en la entrada anterior,:

La sociedad en cuanto tal propiamente no demanda reformas (en el sentido
fuerte de la expresión, es decir como algo articulado y coherente). No es su
papel. La definición de una agenda reformista es una cuestión de liderazgo .

(...)
Pero ello no exime la necesidad de buscar el alineamiento social necesario para
emprender la senda reformista, puesto que las reformas en la mayor parte de
las ocasiones tienen que contar con la cooperación de la sociedad para ser
posibles y eficaces.


creo que tengo cada vez más clara la visión que el PP tiene de la sociedad, que no se diferencia demasiado de la que tiene ERC cuando habla de convencer a la parte de la sociedad que parece no convencida para que vote sí en la consulta vinculante que será el referendum. Parten de la base de que o no queremos nada o no sabemos qué queremos, así que primero juegan a convencernos y luego nos consultan para ver si lo han conseguido.

En fin, que somos tontitos. Pero, por lo visto, nos necesitan.