dimarts, 15 de març de 2011

Sé que será un día poco productivo cuando me siento, libro y lápiz en mano, y, después de media hora, me doy cuenta de que sigo en la misma página, mirando el lápiz, alucinada, pensando: claro, hexagonal para que no se vaya rodando mesa abajo...