dilluns, 5 de novembre de 2012

Mas utilizando la autodeterminación para ganar votos es lo mismo que Aznar utilizando el terrorismo para ídem. Igual Mas se la está jugando más, de acuerdo: para todo el mundo, objetivamente, en el simplista sistema de lo bueno y lo malo, el terrorismo es maaaaalo, en cambio, no para todo el mundo la autodeterminación es bueeeeena, pero piénsenlo: ha habido una especie de cambio de valoración de esta última, una especie de ganar puntos a base de restárselos a los del otro bando.

A lo que iba: el mecanismo es el de siempre, la apropación partidista del sentimiento mayoritario, aunque esté aún por ver si es mayoritario este sentimiento, si no estamos simplemente ante un hype propiciado por las circunstancias y las cosas; si no es simplemente el lodo, que se hace con lluvia constante igual que con escupitajo puntual, de aquellos polvos, y que ahí queda para meter cucharada, para convocar referendum, hasta que lo evapora un rayo de sol, uoh, uoh, uoh, y a otra cosa, mariposa.

Mas está jugando con nosotros; está jugando al o conmigo o contra Catalunya y lo está haciendo para ganar unas elecciones. No lo olviden.

Y no olviden tampoco que, por muy argumento electoral que fuera, a Aznar no le interesaba tampoco del todo acabar con el terrorismo.