dimecres, 22 de febrer de 2012


... en siendo yo un poco el gato.
Tengo el día cruzao: ya había oído antes la anécdota de Marsé sobre el fondo y la forma, ya me había enamorado un par de veces como cuenta Auster y las dos se acabaron yendo al garete, la discusión sobre si los críticos elitistas se mueven por el miedo a coincidir con los que no lo son me parece de primero de preescolar, que Jordi Pujol haya dicho que su único argumento en contra de los independentistas es que España no querrá me suena a buf, no creo que mi madre me deje y, encima, la canción nueva de Mishima me parece un truño.

Y encima este, que no se ha leído "Escenas de Londres por Boz", intentando ponerle marcos históricos a Dickens, diciendo que simplemente retrataba fielmente una época, pasándose por el forro la universalidad de la Literatura, que es lo que hace Literatura a la Literatura, y cobrando de La Vanguardia por ello, cuando lo único que ha hecho ha sido leer mal.

Tengo el día cruzao desde por la mañana.

Voy a tener que inventarme algo.