dilluns, 27 de juliol de 2009

















Henos aquí el día en el que decidimos irnos a Sant Pol a la playa; luego, que mejor a Sitges, que Sant Pol está muy lejos; luego, que mejor a Sant Adrià, que era domingo y Sitges debía de estar hasta la bandera; luego, que esperábamos a Héctor y desayunamos con él en los jonkis; y luego, que ya que estábamos, nos tomábamos un vermutillo al lado del Mercat de Sant Antoni.
Y a comer, a casa. Y de camino, nos compramos una planta.