dijous, 18 d’octubre de 2012

Au, va! Ahora resulta que todo este follón del Bestiari il·lustrat ha pasado porque la gente tiene miedo de Jair Domínguez, guionista y escritor con un montón de libros que vender, ¿no?
Jair Domínguez, ¿a quién se le ha ocurrido darle una escopeta al independentista y antimonárquico de Jair Domínguez? ¿A los guionistas de ese programa cuya actividad radicalmente crítica ante la política todo el mundo conoce? Sí. Al Bestiari Il·lustrat, ¿no? Hablamos del mismo programa, ¿no? Au, va!

A ver: esa escopeta era de atrezzo, tan de atrezzo como la cabeza de ajos que le pusieron a Casavella delante, en la mesa, entre sus libros, en el QWERTY cuando lo entrevistaron por "Lo que sé de los vampiros", novela en la que no salía ningún vampiro, por cierto; como las gafas de leer que un día aparecieron colgadas por todo el plató de L'hora del lector por el simple motivo de que era un programa de libros... Que mira, con Jair Domínguez, al menos, la clavaron un poquito más en cuanto al contenido de sus novelas; dio un poco más el pego de que la Ballbè se había leído alguno de sus libros antes de entrevistarlo. Y, además, quedaba bonita una escopeta: quedaba bonita dentro de lo que es la estética bonita para este programa, que si nos vamos a fijar en el mensaje, mejor no lo hacemos porque, piénsenlo: ¿cómo cuadra una escopeta y un tío paseándose con ella sin rumbo en un programa cuya cabecera está protagonizada por un jirafo y una jirafa? Es que lo raro es que no les haya caído encima WWF/ADENA con toda la caballería. Es que lo raro, si me apuran, es que no se haya interpretado todo como un homenaje a las cacerías de Su Majestad... o ¿sería al contrario? Una crítica a las cacerías de Su Majestad era lo que estaban haciendo. Qué sutiles los guionistas, qué sutil Jair Domínguez. O callen, ¿que no habían pensado en nada de esto? ¿No será todo interpretación posterior y delirante de una cosa que para ellos era simplemente bonita de ver y. ahí, un poco al límite de lo cool?

Callen, callen, que igual no había intención alguna más que la que se le ha buscado después. Que igual más de uno anda estos días en círculos, con las manos en la cabeza, repitiendo 'la que hemos liado, la que hemos liado...'.

Y así, de boutade en boutade, con la televisión de por medio.
Mi padre, que me está haciendo una campaña que ni Rob Lowe en el Ala Oeste de la Casablanca, me rebota un mail de un amigo suyo que, habiendo leído 'La tienda y la vida', se sorprende de que cite 'Nada', de Carmen Laforet. Le comenta el amigo algo así como que qué fuerte que cite como referente uno de los primeros libros que él leyó. Le digo a mi padre a vuelta de correo que le dé las gracias a su amigo por los comentarios y que le diga que si solo leyéramos contemporáneos, además de no saber nada, estaríamos todos hechos un absoluto lío, no siendo ni siquiera conscientes del lío que estaríamos hechos.

Unas horas después de tal intercambio de mails, Xavier Antich cuelga este twitt

#MentidaPodrida: "Catalunya no és Escòcia, sempre va formar part d'Espanya" (Esperanza Aguirre).

en el que Aguirre vendría a ser la contemporánea y la Historia, todo lo demás.

Este viernes, el programa 'Amb filosofia', del propio Antich y Emilio Manzano, va dedicado a la memoria. Imaginen lo distinto que sería el mundo si la memoria fuera exclusivamente inmediata -memoria de pez-, si el referente partiera de Aguirre y no de antes; si partiera el referente de María Dueñas y no de Laforet o de Dante o de Homero, por ejemplo.

Pues tengo malas noticias: efectivamente, de Aguirre y de Dueñas parte la memoria colectiva, la mayoritaria. ¿Qué digo, de Dueñas y de Aguirre? Del taxista que nos ha cogido esta mañana, parte la memoria colectiva.

Y con eso, todo se reduce a a ver quién la dice ahora más gorda en campaña. Y con eso, de aquí a un mes y pico, todos a votar.