dimecres, 2 de maig de 2012

Cuando el continente gana por goleada al contenido.

Teléfonos de última generación para tener conversaciones absolutamente estúpidas. Televisores de más pulgadas que la pared del comedor para ver Sálvame y e-readers que cuestan 100 euros más que el libro que llevan dentro. Comprarle al niño las botas de Messi para que juegue al fútbol en el patio de cemento del colegio. Ir dejándote un ojo de la cara a plazos a base de pagar peajes de la autopista para ir a hacer una ruta en bici por la Plana de Vic.

El progreso tecnológico y de infraestructuras en detrimento del progreso intelectual.  Eso es. Esa es la verdadera inflación. En esas estamos.

4 comentaris:

  1. I gastar-te una pasta en gimnassos per estar en forma i guardar la línia per acabar pujant al pis en ascensor, i anar a comprar el diari en automòbil.

    ResponElimina
  2. I escandalitzar-se perquè els "pobres negrets" han de caminar per agafar aigua potable, i alhora agafar el cotxe per anar a un centre comercial a comprar garrafes d'aigua de plàstic.

    ResponElimina
  3. Hola nadadora. Este comentario es para decirte que me gustan muchos tus lecciones de estilo acuático. Alargar la brazada y levantar la vista de la página para mirar alrededor y reanudar la lectura con ansia pacificadora-interior.

    Yo salgo a correr y después subo al piso en ascensor; no lo hago porque la tecnología elevadora me haya freído las neuronas necesarias para levantar los pies alternativamente y ascender por las escalones, sino porque así compruebo mis progresos adelgazantes en el espejo del ascensor.

    Aún así me disculpo.

    Y te ruego que, si terminas publicando eso que afirmas haber terminado unas entradas más abajo, digas título y editor.

    Yo compraré tu producto.

    ResponElimina

Come swim w/me