dijous, 15 de març de 2012

-Leísmo.
-Usar siempre el condicional en vez del imperfecto de subjuntivo
-Preguntar pues en vez de por qué.
-Decir agur, zamarra, potxolo, txikito, estás txori, tontolapiko, zurito, pintxo…
-Enfatizar así: Eres más tonto que tonto. Hace más calor que calor. Está más gordo que gordo.
-Estructurar la frase así: ¿Mañana, al pueblo, ya bajarás? El periódico, entonces, ya traerás, ¿no?
-Y pronombres, fuera: -¿Del periódico te has acordado?   -Sí, ya he traído, ya…

¡Tarááááán! Acaban de leer una lista, más o menos completa, de particularidades y perversiones del castellano en Pamplona.

Ese y no otro será el castellano que se forjará la niña en Pamplona. ¿Qué niña? La del padre de la carta. ¿Qué carta? Esta.

Y esperen a que la niña se eche un novio euskaldun (y el papá con cara de poker cuando la niña le llame para pedirle pasta para apuntarse al euskaltegi). O esperen a que la niña se eche un novio de la Ribera (acabastes, echastes, la Pepi, la Maruja, me se ha caído, te se ha olvidado…).

O esperen a que la niña acabe de estudiar, se dé cuenta de que en Pamplona hay poco curro para tanto licenciado, y decida volver a su tierra de origen, a la Cataluña con eñe de sus amores, y tenga que empezar prácticamente de cero porque ya ha perdido el contacto con sus amigos de hace 15 años y lo único que le quede aquí sea un papuchi, escandalizado porque la niña, ahora, quiere sacarse el nivell C y hacerse funcionaria de l’administració catalana; y preocupado también porque la niña cada día está más cabreada con él porque, joder papá, cuánto le está costando el nivell C, después de tantos años en el exilio, con el catalán ahí, oxidado en su cuaderno del último año de la ESO que hizo en Barcelona.

Me faltan datos, claro. Igual resulta (esto me lo invento, y de la manera más tendenciosa, además)  que han matriculado a la niña en el Miravalles, entonces estaría claro que los motivos por los que el padre la ha mandado lejos de este pozo de castellanoanalfabetismo que es la Catalunya con ny, son más de carácter espiritual. Nos encontraríamos aquí ante un claro caso  de aprofitar l’avinentesa o -como a partir de ahora y exclusivamente dirá la niña- el Pisuerga pasando por Valladolid.

Todo son hipótesis, ya les digo. La última, muy tendenciosa y malintencionada además. Sí. Pero lo que quiero decir es que, a la hora de emprender una huída del catalán hacia adelante o hacia donde sea (hacia Pamplona, en este caso), en busca del castellano ideal con el que comunicarnos con todo el mundo, con Dios, con el Rey y sobre todo con la Patria (ahora estoy siendo tendenciosa otra vez, a la par que ultranavarra), hay que tener en cuenta otras cosas además del poner tierra de por medio. Hay que tener en cuenta, por ejemplo, que el castellano que aprenderá la niña en un cole de Pamplona no será mucho mejor que el catalán que pudiera aprender en un cole de Barcelona; los profes van de culo aquí y allá. Pero sobre todo, hay que tener en cuenta que en Pamplona aprenderá UN castellano tirando a basiquillo y CERO catalán, mientras que en Barcelona aprendería castellano y catalán tirando a basiquillos, sí, pero los DOS.

No sé. Yo es que lo veo muy claro: en un sitio DOS, en el otro sitio UNO.
DOS es más que UNO.

Este señor le está haciendo a su hija la misma putada –inconsciente, seguramente- que me hizo mi padre a mí el día que decidió no hablarme en euskera, con la diferencia de que mi padre lo hizo por comodidad, por no complicarse la vida (mi madre no lo habla y entre ellos siempre han hablado en castellano) y ese otro padre, en cambio, se está tomando todas las molestias del mundo por quitarle un idioma a su hija (aunque es tan burro que piensa todo lo contrario).

Ya se dará cuenta cuando la niña se lo eche en cara en castellano y con acento de Pamplona, claro; cuando le diga algo así como: Hostia, papá, y catalán cómo es que no he aprendido, pues?

14 comentaris:

  1. Molt bé!!! Oso ondo! ¡Muy bien! Zorionak, felicitats, felicidades

    ResponElimina
  2. Genial como siempre, Isabel. Añado mi favorita de entre las peculiaridades navarriles: repetir el principio de la frase al final de la misma:
    " ¿Vas a venir esta tarde, vas a venir?
    Ya no quedaba ni un pantalón, ya no quedaba.
    ¿esto qué es, esto?
    Me meo.

    javier moriarty

    ResponElimina
  3. Síííí!!! Mi madre, además de repetirlo, alarga la cosa aún más! Dice, por ejemplo:

    Ya no quedaba ni un pantalón, no quedaba (pausa), pantalón.

    La entonación y el volumen del 'no quedaba' (pausa), 'pantalón', van descendiendo: 'pantalón' casi ni se oye.

    Es precioso.

    ResponElimina
  4. -¿Es bueno este post?
    Un navarro: -No, sin ser.
    Me ha encantado. Retratémosnos. Y si puede ser, en más de una lengua, ¡leche!

    ResponElimina
  5. O también podría decir: ¿No va a ser?

    ResponElimina
  6. El problema de España es la apología dela ignorancia ,el que inventen otros, en estas premisas se gasta esfuerzo y dinero ... la crisis ha llegado después... gracias por su artículo.

    ResponElimina
  7. fa uns 100 anys no sé si la Diputació de Navarra o l'ajuntament de Pamplona va fer un requeriment a Madrid perquè els enviessin funcionaris que parlessin el basc, ja que llavors Pamplona era una ciutat bàsicament bascoparlant on possiblement molts habitants no sabien el castellà. Cent anys després el basc és una llengua residual en aquesta ciutat i en bona part de Navarra. Els parlants, tots bilinguitzats, fan que el basc ja no sigui necessari. I en molts casos, com explica l'autora d'aquest magnífic blog, la transmissió s'ha perdut en percebre que el basc no era una cosa "pràctica" (doncs mira que escriure en xinès!). Això és el que voldrien molts amb el català, que desaparegués i és l'únic objectiu que hi ha darrere d'aquestes denúncies en contra del sistema educatiu català. Espero que algun dia, els catalans i els navarresos (els de les 7 províncies) puguem ser lliures per escollir, a part de la nostra llengua, en quina llengua ens volem donar a conèixer a la resta d'aquest món globalitzat. Els pobles mitjans empetitits estem "condemnats" a ser multilingües, però la cosa no passa per la imposició única d'una sola llengua com a excusa d'un fals bilingüisme suposadament enriquidor. Ja que tot acaba passant per una substitució lingüística (el peix gros es menja el petit), i tenint ciutadans monolingües penedits d'haver perdut la llengua dels pares o dels avis.

    ResponElimina
  8. Moltes gràcies, eskerrik asko! M'encantaria aprendre aquest castellà de Navarra, tan divertit! També m'encantaria aprendre euskera, espero trobar el temps necessari per fer-ho.

    ResponElimina
  9. David, no tenia ni idea d'aquest requeriment per part de Navarra de funcionariat euskaldun de fa un segle. Mare meva, i encara hi ha gent que bada...

    Neus, un estiu al Baztan i, a més d'alegrar-te la vista perquè és preciós, se t'enganxarà el navarrès però ràpid!

    ResponElimina
  10. doncs sí, és així. Ho diu el llibre "Vascos. Su lengua a través de la historia" de Xamar: http://www.euskonews.com/0483zbk/ebooks48301es.html
    un llibre molt interessant sobre les gràcies i desgràcies de l'èuscar.

    Per cert, he vist que segueixes o seguies el blog de a Poc a poc i mala lletra. Jo en conec l'autor personalment de fa molts anys! el món és ben petit.
    de pas, us faig propaganda del meu blog sobre lingüística: sodellengues.blogspot.com hi sou benvinguts!

    ResponElimina
  11. Home! Conèixes al Jordi? És un bon amic meu de fa anys també! Quina casualitat!

    M'apunto el llibre i el teu blog. Gràcies!

    ResponElimina
  12. Què bo! El transmeto a tots els meus conciutadans (franjolins de l'Aragó) que no transmeten la nostra llengua catalana als fills "per a no embolicar-los més" o perquè "fa massa de poble".

    ResponElimina

Come swim w/me