divendres, 28 de gener de 2011

De ser un hype a que te cuelguen un sambenito hay un paso.

Hay ejemplos a patadas, en la historia; hay hasta hypes humanos que acaban siendo denostados por la misma sociedad que los encumbró. Hay hasta un negocio inventado en torno al descubrimiento del hype humano en cuestión. El mismo negocio acabará siendo un hype también. Y venga todos a alucinar con el hype y venga todos a entregarse luego al juego de la negación.

Y no olviden que el buen hype no es: el buen hype o está siendo o fue. Y en eso se parece mucho a la vida según la vemos los agnósticos.

1 comentari:

  1. Me cuesta entender lo que es un hype. De momento sé que un hype no es un hippie.

    ResponElimina

Come swim w/me