dimecres, 27 de març de 2013

Me está saliendo de golpe toda la demagogia con esto de la PAH siendo medioETA o no. Demagogia de la de, estando ayer con dos amigos hablando del tema, pasarme por la cabeza la idea de un tipo imaginario, hijo de asesinado, a punto de ser desahuciado, y advertirles "esto que voy a decir es muy demagógico", para acabar diciéndolo igual y, mientras lo suelto, notar así como un sabor entre naftalina, incienso de botafumeiro y almidón de planchar el cuello de la camisa de diputado: todo un cuadro de sensaciones auditivo-olfativas asqueroso, vaya, les ofrecí yo ayer a estos dos. Pero es que me da mucha rabia todo esto. Rabia de la que confunde, de la de volverse loco y querer arramblar con todo; de la de querer coger a esta señora, por llamarle algo, y gritarle "pero tú qué te has creído, imbécil", que aún andáis por la vida llenándoseos la boca, ETA, ETA, ETA, como si fuera vuestra; como si fuera tan fácil esto de los buenos y los malos; como si pudiérais seguir tratándonos como a críos a los que les presentáis el mundo como un sitio en el que las cosas se dividen en dos: caca y rico, según se puedan o no meter en la boca, siendo además sólo vosotros quienes deciden qué se puede y qué no se puede meter en la boca.

Eres caca, tía. Eso es lo que eres. Deberías estar encerradita en tu casa, oyendo cómo llaman a tu puerta al toque de "abra, policía", ya verás lo etarra que te volvías en un momento.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada

Come swim w/me