divendres, 19 d’octubre de 2012

Acabo de descubrir un segundo motivo para un tipo de alegría que los catalanes de nacimiento nunca llegarán a conocer:

El primero es el que se experimenta cuando el primer equipo de fútbol de tu ciudad sube de división.
El segundo, el que se experimenta cuando abres "Escafarlata de l'Empordà" y descubres que no solo te gusta lo que lees, que con eso ya contabas, sino que además que eres capaz de entenderlo!

JA!

Catalans, no teniu ni idea de què és ser feliç.

2 comentaris:

  1. mmm, así que me venga a la cabeza rápido: Nàstic, Sabadell, Lleida,...

    ResponElimina

Come swim w/me