dimarts, 8 de maig de 2012

Pues ya está: habemus cartel de Sanfermines 2012.
La mayoría de pamplonicas que habéis participado en la votación, habéis decidido que el ganador es este:



Es como para meteros a todos en una máquina del tiempo y enviaros al Saigón de 1960, en alpargatas sanfermineras.

No lo pilláis, ¿no? Ya: ese es el problema.



6 comentaris:

  1. La veo a usted últimamente muy en plan "La Sukunza contra el mundo". Relájese. El mundo seguirá siendo lo que siempre ha sido. ¿Por qué deberá preocuparle al mundo estar a la altura de nuestras expectativas?

    Y por cierto, para confirmar que no soy un robot me aparecen palabras tan raras que más de una vez he desistido del intento de dejarle un comentario.

    ResponElimina
  2. Ya, ando un poco crispada. Pero es que he leído esto: http://www.teclacreativa.blogspot.com.es/2012/05/fiesta-avinagrada.html (la bloguera dice que le ha costado un rato darse cuenta) y se me ha ocurrido hacer una encuesta de una única pregunta entre unos cuantos amigos pamplonicas. La pregunta era: ¿os recuerda a algo el poster de los sanfermines de este año? Me han respodido tres de doce, de los cuales solo dos veían la relación. De los dos, solo uno me decía que precisamente por esa referencia no le gusta nada.

    A mí, solo estéticamente, el cartel me parece muy feo, aún así, entendería que hubiera mucha gente a la que le pareciera bonito. Lo que me deprime es que haya tanta gente que ni siquiera tenga presente la referencia visual tan evidente (como para esperar que tengan referencias que vayan más allá de lo estético). Memoria de pez: es como si todo empezara de nuevo, desde cero, cada poco tiempo. Así ¿cómo se puede llegar a construir nada? El autor dice que ha querido humanizar a Caravinagre. Creo que ni él se ha planteado nada más allá que simplemente copiar una imagen impactante (impactante simplemente porque es un tío que señala de frente).

    Sí, me crispa todo esto. Me preocupa y me deprime. ¿Cómo lo hace usted para que no?

    El martes pasado pasé por el Vins i Divins otra vez sin avisar, así que ya me imaginaba que no le encontraría. Me lo encontré cerrado, de hecho: mi amiga del Masnou se tuvo con conformar con un brazo de gitano de la pastelería de al lado en vez de con el vinazo que pensaba llevarle!! Arg! Cuánta crispación!! Será que yo tampoco soy un robot.

    ResponElimina
  3. Feliços els crispats, perquè d'ells serà el regne dels vins.

    ResponElimina
  4. No haga caso al Carles Miró, doña, que los crispados acaban cociéndose en su propia salsa. Crispats, crispetes según que tenen la mateixa arrel.

    Todo empieza de nuevo, efectivamente, y cada generación repite los errores de la generación precedente. Da capo.

    En cuanto a la pregunta "¿cómo se puede llegar a construir nada?", mi respuesta es que ya está todo construido. Pero no hace falta que me haga caso. A mi lo que me maravilla es que lo que hay se mantenga en pie.

    O somos seres naturales, o hay algún tipo de Providencia que nos guía. Si lo primero, la verdad de lo que somos está en la superficie de lo que hacemos; si lo segundo, recemos.

    Un abrazo. Y llámeme, porfa, cuando venga por Ocata.
    Miedo me da apretar al "Publicar". ¡A ver con qué me encuentro!

    ResponElimina
  5. Metiéndome con mucho cuidado en una discusión entre navarros, recuerdo que alguien (¿Hegel, Goethe?) decía que lo importante no es lo que no funciona. La maravilla es que el mundo funcione.

    Nota para GL: Las letras son igual de chungas que las de usted. Porque los comentaristas somos muy sufridos, que si no...

    ResponElimina
  6. Claudio:
    a) Lo dijeron ambos.
    b) Burke nos tiene dominados a usted y a mí.
    c) Demonios... no había caído en lo de las letras...

    ResponElimina

Come swim w/me