divendres, 3 de febrer de 2012

Ara: 9
La Vanguardia: 6
El Periódico: 5

Son el número de noticias por portada (en internet) que hablan de la gran ola de frío y nieve que ayer hubo en Catalunya. Las portadas incluyen también todas llamadas a la ciudadanía a salir con sus cámaras a la calle en busca de la nieve y luego enviarles las fotos, que ellos no la acaban de encontrar.

Estoy muy tentada a bajar al quiosco, comprar los tres periódicos, hacer fotos de las portadas y enviarlas, cada foto a su respectivo periódico, con el texto: 'Nieve en Barcelona'. Sería divertido aunque temo que recibirían la foto, pensarían 'ya está, la graciosita' y ahí se quedarían el mensaje y el sambenito. Así que casi mejor me dejo de sutilezas.

He encontrado una analogía muy doméstica con la que explicar el mecanismo según el que funcionan las cosas en una sociedad paternalista como esta nuestra que Dios y CiU nos están dando (calla, que antes era el PSC, que era más sindiós, pero bueno... Pues también):

Va la analogía: El Govern serían los bomberos (qué bueno, un gobierno de bomberos con sus ideas...) y los medios, mi madre.

Todos los años llega el invierno y los bomberos alertan de los peligros de las estufas encendidas en los recintos cerrados que son las casas. Ayer me llama mi madre y me dice: ¿Pasas frío en casa? Yo le digo: No, tengo el radiador. A lo que ella responde: No lo pongas cerca de la ropa, que mira los incendios que hay todos los años. Yo cierro la conversación con un: Mamááááá...

En Bulgaria hace frío y luego en Francia también. El Govern dice uy, esto es una ola, se pone un poco de los nervios y manda a los mossos a la calle a recoger a homelesses en dormitorios municipales. Los periódicos, que piensan que los homelesses no son cosa suya (cuando en realidad a los homelesses -y a los ciclistas- es a los únicos a los que los periódicos sirven para quitar un poco el frío), equivocan el objetivo, se dirigen a la población que tiene casa, y se ponen en plan madre: abrígate que viene el frío, no cojas el coche, no dejes que el abuelo salga. Pero si aún no nieva, dice la gente desde su casa con el periódico en la mano en vez de entre el chaleco y la camisa; en el Alt Empordà, sí, ¿ves? -Dicen los periódicos-. Bulgaria-Francia-Alt Empordà... esto viene para aquí; abrígate, coche no y el abuelo encerrado en casa. El abuelo en casa... ¿quién recoge a los niños del cole entonces?
Los periódicos: ¡Coñe, Govern! ¡Que los niños están en el cole!
El Govern: ¡Uy, a cerrar los coles!
Los periódicos: A ver, todos a por los niños antes de tiempo. Los abuelos no, que no pueden salir.
Los catalanes: Pues tenemos que salir antes del trabajo.
Los empresarios: añslkfañlskjdf... Los autónomos: asklfjaslfjasdjfl...
Y ya está montada la ola de frío.

¿Saben aquello de que en Barcelona siempre es más la sensación del frío que el frío? Pues así. Habría que preguntarse quién la produce, esta sensación. Uy no, que ya lo hemos encontrado.

Me voy a hacer las fotos de las fotos de las portadas de los periódicos.

Me and the Major-Belle and Sebastian
(and the snow is falling, falling, falling, falling, falling....)

1 comentari:

  1. Bueno, este año, al menos, vista la ruina del Estado, nos hemos ahorrado las inminentes epidemias y consiguientes vacunaciones en masa. Será casualidad, digo yo.

    ResponElimina

Come swim w/me