dimarts, 19 de juliol de 2011

Pensaba que me quedaban unas treinta páginas para acabar El mar, de Blai Bonet, y resulta que sólo me quedaban dos y que todas las que venían detrás era un postfacio -maldita sea- que me ha pillado pensando -maldita, maldita sea- en lo poco que tiene que ver esta novela con la referencia que a la inmensa mayoría le viene ahora a la cabeza cuando piensa en niños y en hospitales.

...

Pensando en Albert Espinosa, me ha pillado el final de El mar.

MALDITA, MALDITA, MALDITA SEA.

3 comentaris:

  1. ¿Una recomendación para este verano?

    Por cierto, recuerdas tú este viaje?
    http://luisgui.blogspot.com/2011/07/1dia1foto-trenes.html

    ResponElimina
  2. Héctor: no es spoiler para nada; no tiene nada que ver el sanatorio de El mar ni los chavales que lo habitan ni el ambiente ni la historia con los chavales de los hospitales de Espinosa. Pero nada, nada, nada.

    Luis: que si me acuerdo... "a la derecha, la estación de Riga"; lo tengo, vamos, archivadisimo en la cabeza. El mar es recomendación de verano, de invierno, de primavera, de veranillo de San Martín y de día extraño de calor en pleno noviembre, siempre que leas en catalán: no sé si está traducido al español, la verdad, y leerlo en original -está escrito en un catalán mallorquín precioso- es toda una experiencia. Aquí ha estado muchos años sin editar y este curso pasado, por fin, se Club Editor se decidió a rescatarlo: ha sido todo un acontecimiento.
    Si quieres una recomendación para estos días, coooooorre a la librería a buscar "Habladles de batallas, de reyes y de elefantes", de Mathias Enard. Creo que es de lo mejorcito que he leído últimamente y creo que te gustará.

    (en otro orden de cosas: tengo cosas pendientes con tu señora, no creas que me olvido, es que últimamente he estado p'allá entre cambios de trabajo y otras vicisitudes que me han hecho procrastinar a gran escala. Sorry).

    ResponElimina

Come swim w/me