diumenge, 9 de gener de 2011

Creo que ya lo sabe todo el mundo que lo tenía que saber de primera mano, así que va para el resto: a partir de mañana empiezo a ser la tercera en discordia (salvando las muchas y enormes distancias con los otros dos) de la editorial Navona, que se me llena la boca a mí diciendo Navona. Pasen y vean el catálogo que poquito a poco y con muchísimo cariño, me consta, se están haciendo Joan Capdevila y Marisa Trigo, los jefes, a base de rescatar y publicar libros que a ellos les gustaron cuando los leyeron hace cuarenta años. Y créanme que hace cuarenta años, en estaespañanuestra no era nada fácil leer estos libros.

Me voy a volver loca, también me consta; pretendo combinar la tele con esto nuevo o, lo que es lo mismo, pretendo estar en misa y repicando; venga a carreras campanario arriba, campanario abajo.

Lo mejor es que tengo un par de garantías que me hacen sentir que piso sobre seguro, a saber: un montón de amigos que conocen el mundo editorial mucho mejor que yo, dispuestos a cogerme el teléfono y a darme palmaditas en la espalda al ritmo del "ya, ya, ya..." en caso de necesidad; y unas líneas de la mano que, según me leyeron ayer en un momentico que dejé de dar palmas por tangos, indican felicidad y una cierta autosuficiencia.

Allá voy.

3 comentaris:

  1. Lo resumiremos con dos pensamientos. Uno muy futbolero y básico: A por ellos. El otro quizá también básico. Miedo a nada y a nadie, respeto a mis lectores.

    Seguro que lo harás muy bien. Buena suerte.

    ResponElimina
  2. Nos haces muchísima falta como amistad recomendante, sigue así. Enhorabuena!

    ResponElimina

Come swim w/me