dissabte, 25 de setembre de 2010

De cuando, en plena borrachera, Gabi me explica uno de sus proyectos y me pide que le ayude a documentarlo con bibliografía y a mí no se me ocurre otra cosa que decirle: "Nena, lo que estás haciendo es nada menos que reincidir en el eterno tema de la caverna de Platón", le intento explicar por qué y acabo, primero, haciéndome un lío tremendo con la idea "perro"; segundo, preguntándole a mi gato: "tú también eres sólo una sombra, ¿verdad?" (que sea negro no ayuda nada); y tercero, pasando la noche del loro soñando a ratos que estaba encadenada a una pared.

1 comentari:

Come swim w/me